Cirugía ocular en Ciudad de Buenos Aires

Servicios

En Consultorio Oftalmológico Prof. Dr. Ramos contamos con una amplia experiencia en oftalmología. Brindamos servicios de receta de anteojos y atención de las enfermedades oculares más comunes.

Además, estamos especializados en:

  • Cirugía ocular.
  • Cataratas.
  • Maculopatía.
  • Lentes intraoculares.

Nuestro consultorio se encuentra en Ciudad de Buenos Aires, visítenos y reciba una atención personalizada.

Consultorio Oftalmológico Prof. Dr. Ramos doctor doctor y pacientes

Receta de anteojos, Prof. Consulto Dr. Ramos

Conceptos básicos

El recetar o prescribir los anteojos es una de las actividades básicas que realizan los médicos oftalmólogos en nuestro país. La necesidad de ver bien es uno de los motivos más importantes que conducen a los pacientes a realizar una consulta.

Hay sin embargo algunas características de esta actividad que no son suficientemente conocidas por los pacientes. Es común que un paciente que presenta una disminución visual por retinopatía diabética o una catarata piense que su problema se resuelve con un simple anteojo nuevo.

Esto los lleva a consultar en una óptica donde un técnico no capacitado procede a hacer ilegalmente una prescripción por temor a perder una venta. Esto redunda en perjuicio para el paciente, pues se demora el diagnóstico de su disminución visual.

Se comprende así fácilmente que es de beneficio para el paciente tener de entrada una opinión calificada acerca de la causa de su pérdida visual consultando oportunamente al médico oftalmólogo. Esta tarea de prescribir los lentes si no se cuenta con instrumental actualizado suele ser tediosa y considerada por los colegas como "La Cenicienta de la Oftalmología".

Esta situación se da no solo por el tiempo que demanda sino también porque los honorarios fijados por las obras sociales y las prepagas suelen ser ridículamente bajos. Esto lleva a que se asigne en las instituciones un escaso tiempo para su realización y se encargue esta tarea a los residentes jóvenes y a los médicos con menos experiencia.

Esta situación explica también que no haya estímulo para adquirir equipos costosos de última generación, volcándose los recursos existentes en otras áreas más rentables y mejor retribuidas.

En nuestro caso esta circunstancia no se da por las siguientes razones:

  • Se considera que es muy importante que el paciente se encuentre satisfecho con la visión que brindan sus nuevos anteojos.
  • Esta es una de las razones por lo que recomiendan el consultorio a sus amigos y pacientes.
  • Estas nuevas consultas suelen estar originadas en diferentes causas y distintas patologías.

¿Cómo hacer para dedicarle al paciente todo el tiempo que necesita, para escucharlo detenidamente y así hacer más posible un correcto diagnóstico y una indicación de tratamiento más adecuada y al mismo tiempo darle una prescripción apropiada para sus anteojos?

Para ello se utilizan diferentes equipos que pasaremos a describir en forma muy simple en el orden aproximado en que fueron apareciendo en los consultorios oftalmológicos.

Para más información sobre estos equipos visite la siguiente página web: http://www.topconmedical.com/categories/refractive.htm, sin embargo, el autor no tiene ningún interés comercial con esta compañía.

Entre estos aditamentos se encuentra la clásica caja de prueba. Asimismo desde hace unos años venimos utilizando la autorefractómetra computarizada de la que existen varios modelos en el sector.

Una de las más conocidas es el modelo Topcon KR8000PA. Este equipo dotado de una computadora interior es capaz de enviar un haz de luz polarizado dentro del ojo y midiendo las alteraciones que se producen a su salida nos da una idea bastante próxima a la refracción del paciente. Este equipo es insuficiente para realizar la refracción pues debe contar con el auxilio de otros equipos adicionales.

Entre los equipos que usamos para medir con exactitud la graduación óptica de los anteojos, podemos mostrar la versión digitalizada de la firma Topcon el Lensometer CL200.

Otro elemento imprescindible para la determinación de la agudeza visual es el Proyector de Optotipo ACP 8. Este equipo permite mostrar al paciente letras, en el caso de niños o analfabetos, figuras con gran contraste, lo que facilita conocer la capacidad visual que presentan.

De no usarse la caja de prueba es necesario la utilización de lentes incluidos en dispositivos llamados forópteros. El más conocido es el modelo óptico.

Como es sabido en el gremio su uso no es simple, requiere de conocimientos especiales y dedicación por parte del médico oftalmólogo para el examen del paciente.

Existe otro equipo totalmente computarizado que realiza una función comparable a la del foróptero óptico recientemente descrito. La falta de perillas y controles manuales así como la limpieza de líneas de este modelo computarizado hacen de este un dispositivo sencillo. Esto es posible solamente por la existencia de una consola de mando.

El secreto de toda esta simplicidad está dado por la presencia de una computadora central que siguiendo las instrucciones del médico oftalmólogo coordina y controla el funcionamiento unificado de todos.

Desde esta consola es posible presentar al paciente todas las alternativas para ver mejor. Es sencillo entonces mostrarle la diferencia en la visión que obtendrán al comparar los lentes usados con los que se están probando.

Se trata en síntesis de lograr una prescripción más exacta sin cansar al paciente con innumerables cambios de probines. El paciente contesta con más seguridad y nuestro trabajo se ve simplificado al realizar la computadora gran parte del trabajo tedioso como el cambio de probines o de armazones de prueba, etcétera.

En este caso, el avance de la tecnología digital ha sido de utilidad para los pacientes, que reciben una prescripción más exacta, como para el médico a quien se le facilita en gran medida su trabajo.

Llámenos